historia

¿Quiénes somos?

C

añón de La Vieja Lodge, es un Hotel de Montaña construido en el año 2004, que nace con el objetivo de satisfacer las necesidades del incremento de turistas en la zona de Rincon de la Vieja.

Los propietarios son de nacionalidad costarricense y Guanacastecos, lo que hace que el hotel brinde un ambiente familiar y muy costarricense.

Reseña histórica de Guanacaste

Los primeros pobladores de la región fueron de origen chibchense, con el tiempo llegaron los Chorotegas y algunos grupos nahuas desde México, que convivieron con los originarios y compartieron su cultura. La industria del jade y adornos en piedras verdes fue una de las costumbres provenientes de pueblos mexicanos, adquiridas por los originarios. Es muy común ver en Guanacaste trabajos en cerámica, que son herencia también de nuestros ancestros indígenas.

Los guanacastecos tienen alrededor de un 33.1% de aporte indígena a su composición genética, un 20.7% es africano y un 46.2% es de origen Europeo.

Las mujeres indígenas de Guanacaste, se arreglaban el cabello con dos trenzas y en señal de pena o sacrificio, soltaban una de sus trenzas. Los hombres se peinaban con una sola trenza y en algunos casos pintaban su cuerpo.

Se alimentaban a base de animales silvestres, frutas y muy importante el maíz. Preparados de diferentes maneras. Se organizaban en bandas, tribus y cacicazgos. 

La herencia cultural, como leyendas, comidas, formas de cocinar, creencias, técnicas agrícolas, medicina natural, ha sobrevivido en Guanacaste, las tradiciones se han adaptado a la tecnología, maneras de pensar y directrices del Estado y la globalización.

Por otro lado, la hermosa tierra  guanacasteca ha sido influenciada por las actividades que giran alrededor del ganado desde que Juan de Cavallón lo introdujo a la zona en 1561. Al inicio se utilizaba su cebo únicamente, con el paso del tiempo y estimulado principalmente por la existencia de una fuerte demanda de carne de res en el Valle Central se empieza a desarrollar el mercado de carne.

Los principales hacendados fueron provenientes de Nicaragua, estas haciendas ocupaban grandes cantidades de territorio y en ocasiones una familia poseía varias haciendas. En ese entonces Guanacaste se caracterizo fuertemente por  el absentismo (Muchos de los hacendados vivían en Nicaragua.) hasta alrededor de 1900 y por el latifundio.

El auge de la hacienda ganadera, se enmarca entre 1930 y 1970; tiempos en los cuales los guanacastecos al encontrarse considerablemente retirados del Valle Central, fueron autosuficientes, sembrando y confeccionando todo aquello que necesitaban, las candelas, el jabón, la ropa; las mujeres teñían cintas y telas con nance y caracoles, los zapatos (caites) los hacían a base de cuero de vaca. De ahí que en muchos lugares de Guanacaste, se utilizan estos zapatos y demás artículos confeccionados a base de cuero.

Liberia

En la época precolombina el territorio que actualmente corresponde al cantón de Liberia, formó parte de una de las provincias de los indígenas denominados Chorotegas cuyos dominios comprendían desde la península de Nicoya hasta el lago Nicaragua, constituido por varios poblados o señoríos. 

La ciudad de Liberia surge durante el siglo XVIII, bajo el nombre de Guanacaste, y fue conformada debido principalmente a dos factores: Por un
lado, la conformación de haciendas ganaderas, cuya propiedad era de hacendados radicados en Rivas, y por otro, la creciente importancia de este sitio en el tráfico comercial entre el Valle Central de Costa Rica, el Corregimiento de Nicoya y su convergencia con las rutas terrestres hacia el norte de Centroamérica. Estos factores facilitaron la formación de un conglomerado humano, el cual posteriormente daría origen a una población.

Por otro lado, en la encrucijada de los caminos que conducían a Rivas, Bagaces y a Nicoya, bajo la sombra de un frondoso árbol de guanacaste, empezó a surgir un incipiente comercio que dio origen a una serie de relaciones sociales y comerciales, fortaleciéndose así el proceso que conformaría lo que hoy es Liberia.

En 1824 se declara la anexión de partido de Nicoya, pero fue el resultado de un largo proceso, y que es identificado por los guanacastecos con la famosa frase “De la patria por nuestra voluntad”. En la actualidad la fecha se celebra con bombas, retahílas, mascaradas, corridas de toros, etc.